Cuál es el tratamiento de elección en primera línea en pacientes con LMC en fase crónica?


ESTRUCTURA PICO

Exposicion o Intervencion

Comparacion

Desenlaces

Población adulta con diagnóstico confirmado de Leucemia Mieloide Crónica en fase crónica
  • Interferón + Citarabina
  • Dasatinib
  • Nilotinib
  • Imatinib 800 mgs/día
Imatinib
  1. Tasa de respuesta citogenética completa
  2. Tasa de respuesta molecular mayor
  3. Supervivencia global
  4. Supervivencia libre de evento
  5. Toxicidad

Introduccion / Justificacion

El tratamiento de la Leucemia Mieloide Crónica cambió radicalmente desde la introducción a principios del siglo XXI de los inhibidores de tirosin kinasa en el armamentario terapeútico. Desde la publicación del estudio Fase I de Imatinib en pacientes resistentes o intolerantes a Interferon se hizo evidente que esta nueva generación de medicamentos que funcionan mediante la inhibición competitiva en el sitio de unión a ATP de la enzima tirosin kinasa, logran un excelente control de la enfermedad con buena tolerancia, aún en pacientes en fases avanzadas. (1,2).
La introducción de los inhibidores de tirosin kinasa cambió la historia del tratamiento de la Leucemia Mieloide Crónica; en comparación con el tratamiento estándar hasta ese momento, el Imatinib logra tasas significativamente superiores de respuesta hematológica y citogenética, además de disminuir la tasa de progresión a fase acelerada o crisis blástica. (3). Desde entonces los inhibidores de tirosin kinasa son el estándar de tratamiento en pacientes con LMC.

La aparición de ITKs de segunda generación ampliaron las posibilidades de tratamientos para estos pacientes, al menos tres estudios fase 3 han comparado la efectividad de estos en comparación con el Imatinib en LMC en fase crónica en primera línea, demostrando que los medicamentos de segunda generación son igualmente eficientes y seguros en el manejo de primera línea. (4-6).

Bibliografia